Home > Iran, Israel, Middle East, United States > ¿Bombardear Irán?

¿Bombardear Irán?

Ni la Unión Europea, ni los Estados Unidos, ni las monarquías árabes sunníes, ni Israel no quieren que Irán se dote de un arsenal militar nuclear. Dicho de otra manera nadie quiere que Irán tenga la bomba.

La opción diplomática es intentada desde algunos años, pero la opción militar no puede ser eludida. De hecho, voy a describirles una simulación de un ataque.

Echemos un vistazo a un mapa de la región, 1600 km separa Israel de Irán. Se sabe que Israel tiene la tecnología nuclear desde varios años y sigue la política de ni confirmar, ni negar esta capacidad militar. Adicionalmente completa su programa de disuasión por la doctrina BEGIN, trata de prohibir a los otros Estados de la región de conseguir la tecnología militar. Es por eso que Israel bombardeó a Irak en Junio de 1981, a fin de destruir el reactor nuclear de Osirak y demorar el programa nuclear iraquí, lo cual todavía no ha acabado. Paralelamente bombardeó a Siria en septiembre de 2007, para destruir el reactor nuclear de Deir ez Zor.

Tomando estos hechos en cuenta, uno puede preguntarse sobre el caso iraní. Hace varios años que siguen los rodeos y que Irán llega a ahorrar tiempo. Algunos estrategas estadounidenses y israelíes están a favor de ataques preventivos antes de que Irán consiga el nuclear militar. Según Israel, la bomba estaría lista por 2012, y por la CIA la bomba lo estaría por 2013, 2014. Cabe destacar que ninguno de los dos intentará atacar a Teherán, una vez que tendrá la arma nuclear. Eso, es obviamente la meta del régimen iraní, es decir transformar su territorio en un santuario.

Los expertos asumen un bombardeo por aviones, pero eso se justifica si pone fin al programa iraní o lo demora sumamente. Obviamente no se puede alcanzar los objetivos fácilmente y aun más organizar el proyecto. ¿Porqué?


Analicemos las trayectorias, los beneficios, y las perdidas de tal proyecto.

¿Despegándose de Israel, por dónde deberían dirigirse estos aviones? Los militares apuntaron a tres corredores aéreos.
En primer lugar, el itinerario ideal pasa por Jordania y Irak, es central y más corto que los demás. Sin embargo, plantea problemas de relaciones diplomáticas con Jordania, con quien Israel firmó un trato de paz en 1994.

En segundo lugar, este itinerario se dirige hacia el sur pasando por Jordania, Arabia Saudita, y el sur de Irak. De hecho plantea los mismos problemas diplomáticos que el primer itinerario.

Finalmente, en tercer lugar, se dirige hacia el norte, bordea la frontera Turco-Siria, pasa por el norte de Irak antes de penetrar en el espacio aéreo iraní. Es lo más plausible y también más largo, de hecho más localizable.

Para avanzar sin ser localizado, el ejercito israelí debería dotarse, si no ya está hecho, de tecnología de punto a fin de engañar radares y redes de comunicación de los países sobrevolados. El ejército del aire ya ha usado esta tecnología en Siria en septiembre 2007, durante el raid para destruir su reactor nuclear. Se nota también que en 2008, adquirió 2 aviones Gulfstream G550, los cuales llevan poderosos dispositivos de interferencia. Se necesitaría una centena de aviones: F15, F16, y más los aviones intendentes, porque se requiere una combinación de antirradar, cazadores, y bombarderos.

El sistema iraní antiaéreo sería compuestos por un ancho abanico de misiles SolR, el Rapier, misiles hook y stinger estadounidenses, y el crotale francés. Adicionalmente el ejército del aire iraní tendría a su disposición 158 aviones menos eficientes, pero pudiendo interceptar la aviación israelí. Finalmente, ¿Irán adquirió o no el sistema SA 12 Giant ruso después de transacciones con Moscu? En el caso afirmativo, el espacio aéreo iraní es impenetrable o el ataque causará 20 a 30% de perdidas, lo cual Israel no puede permitirse.

Para evitar perdidas humanas y materiales, la otra solución sería utilizar misiles de largo alcance israelíes, los Jerichos 3. Se calculó que 42 misiles de este tipo eran necesarios para destruir las estructuras iraníes. Excepto que los targets son no tan grandes y no es seguro tampoco que los misiles sean suficientemente precisos para esta misión.

La gran cantidad de centrales nucleares dispersadas sobre el territorio, empuja a los militares a pensar que se necesita muchos aparatos. Es imposible atacarlas en un solo ataque. Lo más adecuado sería atacar el eslabón central de las instalaciones iraníes. Es decir, el centro de investigación de Ispahan, la central de enriquecimiento de uranio de Natanz, la central de producción de agua pesada de Arak, y el reactor nuclear de Bucher.

A partir de este presupuesto militar quedan dos problemas. (1) ¿El bombardeo sobre Ispahan, Natanz, Arak, y Bucher sería suficiente? Porque si Irán dispone de otras instalaciones secretas en el país, eso no detendría su avance. (2) Se nota también la dispersión y el enterramiento de las instalaciones. La central de Natanz fue construida a 8 metros de profundidad y es protegida por una pared de 2 metros de espesura. Las centrifugadoras están enterradas a 25 metros y protegidas por un blindaje. De hecho tendría que atacar con precisión y también en profundidad.

Siguiendo nuestro análisis, en caso de éxito ¿Cuáles serían los daños humanos, colaterales; las represalias contra Israel; y consecuencias en la región?


¿Alguien dijo “Daños humanos”?

La explosión de la central de Bucher provocará la caída de radionucleidos sobre un vasto perímetro y de hecho la muerte de miles de iraníes viviendo no lejos de la explosión, luego centenas de miles mostrarán signos de cáncer. Se puede asumir que los países vecinos serán largamente contaminados, debido a los vientos de la región.


Represalias

Irán tiene misiles suficientemente sofisticados para alcanzar Israel. En el sur de Liban, el aliado Esbollah podría tirar misiles, cuyos alcance logrará Tel Aviv. Israel reveló que si tirados en gran cantidad, los misiles no pueden ser interceptados, aunque en 2008 recibió un radar de vigilancia estadounidense.

Desde la guerra en Liban en julio de 2006, Esbollah se reestructuró y dispondría de algunos 40,000 misiles de naturalezas diversas. A eso, se agrega la posibilidad de ataques kamikazes en suelo israelí.

Irán conserva la opción de cerrar el estrecho de Ormuz, lo que empeorará la crisis internacional, sabiendo que 40% de la producción petrolera mundial pasa por este lugar.

Finalmente un tal bombardeo reesforzará la determinación de Irán en el desarrollo de su programa nuclear. Luego, evidentemente se retirará del trato de no-proliferación.

Dado la historia de Israel, se puede entender que los judíos se crispan ante todas amenazas de exterminación. Las monarquías y regimenes árabes, y luego los sunníes temen sumamente que Irán cruza este umbral. Primero, por sus propias seguridades. Segundo porque habrá una probable proliferación de la tecnología nuclear en el mundo árabe. Entonces empujando el rezonamiento adelante, se puede entender que no molestara a los vecinos árabes si Israel se encargaría del proyecto.

Referencia:
Arte, Le dessous des cartes: Le plan pour bombarder l’Iran ? Jean-Christophe Victor, 26/08/2010

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: