Home > International Affairs, World > Discusión sobre el Realismo

Discusión sobre el Realismo

El realismo hizo su aparición durante la II Guerra Mundial en oposición a la corriente que reinó de 1919 a 1939, es decir el utopismo u a menudo mencionado como idealismo. El trabajo de los idealistas y utopistas se enfoca en la búsqueda de las causas de las guerras a fin de encontrar una panacea.

Para los realistas, los utopistas y idealistas se equivocan no considerando la predominancia del Estado y sobreestimaba la capacidad humanista del ser humano ante conflictos.

El inicio de la Guerra en 1939 destacó la irrelevancia del planteamiento de los idealistas del período entre-guerra en el marco del estudio de las relaciones internacionales.

Entonces desde los años 40, el realismo domina el estudio de las relaciones internacionales. El paradigma realista se basa en las nociones que los estado-naciones son los elementos claves; que la política exterior, claramente, se separa de la política interior; que el sistema internacional es caracterizado por una lucha por el poder en un entorno anárquico; y que se encuentra gradaciones de Estados – grandes potencias o Estados menores – en un sistema descentralizado de Estados que poseen igualdad legal o soberanía.

Al igual que la teoría utopista, la teoría realista es normativa basada en un marco teórico de la historia del sistema internacional. Los teóricos se inspiraron de la era del clásico equilibrio de poder europeo.

A la vez esta teoría enfatiza el pragmatismo de los estadistas realistas por el medio de análisis coste-beneficio. En efecto la supervivencia, siendo por definición elemental, requiere una visión de largo plazo tomando en cuenta que mantener un equilibrio de fuerza pueda ser más adecuado que lanzarse en una conquista imperialista. Entonces trata de sobrevivir.


La anarquía

Los realistas sostienen una concepción anárquica del sistema internacional, en la cual los Estados son unidades racionales y actores dominantes en la política mundial. La teoría, estableciéndose durante la guerra fría, enfatizó la desorganización mundial, lo que dibujó los enfoques principales de los realistas. Según ellos las relaciones internacionales encuentran sus razones por el Poder, el interés nacional y la seguridad, dichos asuntos de Alta Política. En efecto, como dije, se busca a toda costa la supervivencia del Estado, legitimando el uso de la fuerza como condiciones de estabilidad.

El análisis no considera a otros tipos de actores como transnacionales, careciendo de importancia a nivel político. George F. Kennan lo sostenía escribiendo: ¨Los asuntos internacionales, después de todo, son asuntos de relaciones entre gobiernos y no entre pueblos.¨


La visión de Han J. Morgenthau (1904-1980)

Refiriéndose a Hobbes, sugirió que “las relaciones políticas están gobernadas por reglas objetivas profundamente arraigadas en la naturaleza humana.” Estas reglas no pudiendo cambiarse se necesita entender y seguir leyes que gobiernan la sociedad a fin de mejorarse.

Planteaba que los estadistas “piensan y actúan en términos de interés definido como poder”. Entonces, en el ámbito de la política internacional se ajustan continuamente los intereses nacionales. La acción diplomática minimizaría el constante conflicto y amenaza de guerra, consecuencias de estos ajustes continuos.

La responsabilidad de los hombres de Estado es la supervivencia de su estado-nación. Así se identifica la supervivencia nacional como el interés nacional. Utilizando las palabras de James Dougherty y Robert Pfaltzgraft se entiende que “el interés, entonces, es la esencia de la política.” Esta visión destaca la tensión ubicadas entre preceptos morales y requerimientos de una exitosa acción política. Se sobrentiende que las “obligaciones respecto de la ciudadanía exigen una modalidad diferente de juicio moral que la del individuo.” Han. J Morgenthau subrayaba, por eso, la independencia y autonomía de la esfera política, en la cual las acciones tomadas debían juzgarse con criterios políticos.

De hecho, perennizar su supervivencia necesita un gran pragmatismo siguiendo precisas políticas al momento oportuno. Se puede seguir una política de statu quo a fin de conservar el poder; una política imperialista a fin de incrementar el poder; una política de prestigio a fin de demostrar su poder. A menudo mantener un equilibrio se revela más rentable que otras estrategias.
Por eso, Han J. Morgenthau sostenía que el poder era “el control del hombre sobre la mente y las acciones de otros hombres.”


La diplomacia según Henry A. Kissinger

Henry A. Kissinger sostenía que “la paz no se logra como un fin en sí mismo, sino que por el contrario emerge como el resultado de un sistema internacional estable” en las palabras de James Dougherty y Robert Pfaltzgraft .

Henry A. Kissinger plantea que la estabilidad se encuentra por una legitimidad general aceptada y no por la búsqueda de la paz. Según el, la legitimidad significa “no más que un acuerdo internacional acerca de la naturaleza de los arreglos factibles y sobre las metas permisibles y los métodos de la política internacional.” De hecho, los objetivos de la política exterior debían definirse en términos de interés nacional y ser apoyados con un poder suficiente.

A fin de perennizar, uno tiene que hacer uso de la diplomacia y observar el escenario político desde el punto de vista de otras naciones. Sin embargo los Estados negocian en todos los casos que no los son de vital importancia, legitimando todos métodos “adecuados” a fin de encontrar una solución satisfactoria en el caso de interés nacional.

Siguiendo su ensayo sobre la Paz, Henry A. Kissinger subrayaba su preocupación para los problemas planteados por el gran potencial destructivo de las armas nucleares. Según el, se puede encontrar la paz por medio de la limitación llevando a cabo desarmes, implementado una seguridad colectiva o por el medio una fuerza policial internacional. Alternativamente, se puede encontrar la paz por medio de la transformación, constituyendo un estado mundial. Existe, por último, la paz por medio de acuerdos a fin de crear una estructura estable para el sistema internacional. Practicar la diplomacia se vuelve difícil en la ausencia de acuerdos entre las potencias acerca del marco del sistema. Estos permitirían pensar en un futuro optimista, y para ello es indispensable la revitalización de la diplomacia.


El Poder, la Gloria, y la Idea

Entonces, ¿por qué las unidades políticas quieren imponer unas a otras su voluntad? Thomas Hobbes lo explicó refiriéndose al ser humano, lo cual como toda unidad política aspira a sobrevivir. En el estado de la naturaleza cada Estado tiene como finalidad primordial la seguridad. Ampliando el concepto, la seguridad en un mundo de unidades políticas autónomas, puede basarse en la debilidad de las rivales o en la fuerza propia. De hecho, el pragmatismo ligado a las nociones de poder o de fuerza resulta en la maximización de los recursos.

Los realistas se enfocan en el estudio del Estado, porque representa a una identidad colectiva y encarna a la autoridad. Hoy día sigue siendo el actor principal por este sentido. Sin embargo, otros actores y vectores se hacen más visibles y ponen en duda las fundaciones de la teoría realista, como la política domestica y las relaciones transnacionales por ejemplo. La soberanía se encuentra debilitada por grupos de presión, empresas transnacionales, como Green Peace, Gasprom, o Al Quaeda. Obviamente lo que pasa internamente o transnacionalmente afecta al marco internacional.


El Sistema Internacional

Según Stanley Hoffman el sistema Internacional es término que se refiere al patrón de relaciones entre las unidades básicas de la política mundial. Es caracterizado por el alance de los objetivos perseguidos por estas unidades, de las tareas efectuadas entre ellas y de los medios. En este sistema internacional se encuentran a sistemas estables y revolucionarios interdependientes caracterizados por soberanías múltiples.

El derecho internacional refleja la jerarquía internacional. Tiene la función básica de organizar la coexistencia de varias naciones. Se estudia como producto del sistema internacional y como un repertorio de teoría normativa sobre cada uno de ellos. Desafortunadamente, refleja a menudo las políticas de las unidades principales, o utilizando otro léxico: dominantes.

Referencias:
Doughety, James y Robert Pfzaltzgraft. (1993) Teorías en Pugnas en las Relaciones Internacionales. Buenos Aires: Grupo Edito Latinoamericano, pp. 91-145
Lorena Oyarzún Serrano: Introducción a las Relaciones Internacionales, Pontificia Universidad Católica de Chile

  1. No comments yet.
  1. August 30, 2010 at 4:15 pm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: